Warning: Creating default object from empty value in /homepages/11/d457804263/htdocs/alquileresturisticosvillamer/wp-content/plugins/wprentals-core/admin/redux-framework/inc/class.redux_filesystem.php on line 29
Playas en Peñíscola - Alquileres Turísticos Villamer

Por favor, vuelve a crear la contraseña

0
Total: 0,00
View CartCheckout
Realiza una reserva
Reservar
Sus resultados de búsqueda
20 abril 2015

Playas en Peñíscola

Playa del Norte

La estampa veraniega mediterránea por antonomasia. Miles de sombrillas de vivos colores y realmente complicado vislumbrar un hueco si no se ha madrugado mucho…

Si bien la Playa del Norte es una de las playas más concurridas del levante español en pleno agosto, hemos de decir que no es una playa más. Entre sus encantos diferenciadores están sus aguas limpias y claras, a pesar de la masificación, y unas vistas inmejorables del bastión defensivo del Castillo de Peñíscola.

Cinco kilómetros perfectamente acondicionados y con todo tipo de servicios que cuenta entre sus certificaciones de calidad con la bandera Azul, la bandera “Q” que ofrece el Instituto para la Calidad del Turismo de España, la “verde” de la empresa de certificación AENOR y la bandera “Qualitur” de la Agencia Valenciana de Turisme. Reconocimientos que constatan la calidad, buena gestión y excelentes servicios de este pedacito de costa mediterránea.

  • Servicios: Sí. Alquiler de sombrillas y hamacas, vigilancia, pasarelas, acceso de movilidad reducida
  • Acceso: Carretera de la Sierra d’Irta. Parking de estacionamiento regulado, azul y verde.
  • Distancia a Peñíscola: 0 km

Cala del Moro

Pequeñita y de lo más coqueta. La Cala del Moro es lo más parecido a una “cala privada”. Una cala de gravilla de muy fácil acceso en la que apenas encotrarás 10 ó 15 personas en plena temporada estival y donde es realmente sencillo hacerte con un hueco donde disfrutar de un poco de intimidad y de unas espectaculares vistas del conjunto amurallado de Peñíscola.

Aunque está pegada a la Playa de Santa Lucía – también de gravilla pero de mayor longitud -, a nosotras nos pareció que tenía más encanto, por lo que la visitamos más de una vez en nuestra escapada veraniega.

Su singular orografía rocosa la convierte en el lugar perfecto para hacer snorkell así como para entretener a los más peques, quienes se lo pasan pipa buscando cangrejos.

La única pega, por ponerle alguna, es la presencia de algas de la zona más cercana a la orilla. Eso sí, una vez que te adentras un poco más en el mar, la limpieza y claridad de las aguas ¡es absoluta!

  • Servicios: No
  • Acceso: Carretera de la Sierra d’Irta. Parking no asfaltado.
  • Distancia a Peñíscola: 3’5 km (5 minutos)

Cala de L’Aljub

La cala de L’Aljub la incluimos en este listado, no tanto por su idoneidad para el baño, sino por su belleza paisajística.

Al tener un litoral plagado de guijarros y rocas, debes extremar las precauciones si quieres darte un baño. A cambio, disfrutarás de un rincón casi para ti sólo donde desconectar de todo.

A nosotras nos pareció el lugar idóneo para esos momentos en los que, por encima de todo, deseábamos perder nuestra mirada en el horizonte en compañía de la banda sonora del mar.  ¡Qué maravilla!

El acceso sólo es posible a pie o en bicicleta peeeeero, se puede dejar el coche en un pequeño ensanche que hay en la carretera a la altura de la Urbanización Font Nova. Un punto estratégico en el que da comienzo la pista forestal que recorre el litoral de la Sierra de Irta así como algunas de las rutas de senderismo más importantes de la zona.

  • Servicios: No
  • Acceso: A pie o en bici. Parking no asfaltado.
  • Distancia a Peñíscola: 5 km (10 minutos)

Playa del Russo

La Playa del Russo es una de las pocas playas de arena de todo el litoral de la Sierra de Irta. Un hecho que la convierte en una de las más concurridas de la zona, aunque bueno, es importante mencionar que su nivel de ocupación dista años luz del de las playas urbanas que hay en las localidades aledañas… Aquí siempre encontrarás un espacio esperándote.

Esta playa es la primera que se divisa desde la Torre de Badum, uno de los puntos de interés del Parque Natural.

Sin duda alguna, una opción perfecta para disfrutar de las aguas turquesas tan características de esta parte del Mediterráneo. ¿Apetece un chapuzón?

  • Servicios: No
  • Acceso: Carretera del litoral de la Sierra d’Irta. Parking no asfaltado.
  • Distancia a Peñíscola: 8’5 km (25 minutos)

Playa del Pebret

A la vera de la Playa del Russo encontramos la Playa del Pebret, otro lugar ideal para disfrutar de nuestro querido Mar Mediterráneo. Al igual que su vecina, también presenta una cómoda zona de fina arena donde relajarte y pasar el día.

Además de un estupendo lugar para subir el tono de bronceado, la Playa del Pebret forma parte de un área recreativa encargada de poner en valor la fauna y flora del Parque Natural de la Sierra de Irta.

Justo a la entrada del área puede verse La Duna del Pebret. Una de las pocas dunas que perviven en el litoral de Castellón y cuya singular vegetación la llevó a ser declarada Microrreserva de Flora en 2008.

Como aliciente adicional, esta zona tiene habilitado el Itinerario Accesible del Pebret. Un recorrido muy bien acondicionado desde el que se puede admirar de cerca cómo la fuerza del mar azota los abruptos acantilados de la Sierra de Irta. ¡Recomendable!

  • Servicios: No
  • Acceso: Carretera del litoral de la Sierra d’Irta. Parking no asfaltado pero de tierra firma con plazas para personas minusválidas
  • Distancia a Peñíscola: 11 km (35 minutos)

Playa d’Irta

¡Un auténtico paraíso! No encontramos mejor forma de definir este lugar. La preciosa Playa de Irta se encuentra, como bien indica su nombre, en el corazón de la Sierra de Irta.

De un lado, una zona rocosa que entra en el mar, y de otro, una frondosa zona arbórea plagada de pequeñas palmeras. Por momentos pensábamos que acabábamos de llegar a una remota isla en mitad del océano… ¡Bonita como ella sola!

La Playa de Irta es de arena y grava y se accede a ella por la carretera del litoral de la Sierra de Irta a través de una pista forestal en la que tendrás que demostrar tus dosis de paciencia – Máx. 20km/h.

Como su acceso es un pelín complicado, por la lejanía y dificultad de la carretera, lo más recomendable es ir bien preparado de víveres y pasar allí el día entero. Intimidad, un paisaje despampanante y virgen y la calidez mediterránea. ¿Se puede pedir algo más?

¡Nuestra playa favorita de todas las playas de Peñíscola!

  • Servicios: No
  • Acceso: Carretera del litoral de la Sierra d’Irta. Parking no asfaltado.
  • Distancia a Peñíscola: 11 km (35 minutos)

Playa Basseta

Esta playa es la de mayor longitud de la Sierra de Irta. Identificarla es muy sencillo, pues está plagada de impolutos cantos rodados.

Es una playa bastante solitaria y una de las más escondidas de la sierra, motivo por el es bastante habitual la práctica del nudismo.

Nosotras no pudimos disfrutarla mucho, pero sí el tiempo suficiente para apreciar su singularidad y atractivo. ¡Ideal para relajarte después de una ruta en bici!

  • Servicios: No
  • Acceso: Carretera del litoral de la Sierra d’Irta. Parking no asfaltado.
  • Distancia a Peñíscola: 13 km (45 minutos)
Compartir:

15 thoughts on “Playas en Peñíscola

Los comentarios están cerrados.